lunes, 23 de febrero de 2009

0

Todo es posible en Ho(Bo)llywood. Oscar (I)

En su primera película, Trainspotting (1996), Danny Boyle mostraba en una de las escenas más curiosas del filme como uno de los protagonistas (un desconocido Ewan McGregor) se sumergía a través del retrete de su casa en busca de la droga que había caído antes, era una manera de sugerir como el personaje se sumergía en la mierda. Ahora, doce años después, Boyle ha decidido acercarse a la realidad y vuelve a rodar una escena similar al comienzo de Slumdog Millionaire, el joven niño hindú que para poder ver a su héroe tiene que sumergirse (esta vez literalmente) en la mierda. Esta fábula o cuento sobre la posibilidad de salir de la miseria y que viene a decirnos que la enseñanza de la vida es lo que realmente enseña de verdad ha ganado al final 8 oscars imponiéndose al resto de películas, una película más modesta que ha terminado barriendo a las grandes superproducciones, y a la que le ha sucedido lo mismo que cuenta en su película. En Encadenados podéis leer la crítica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails