jueves, 21 de mayo de 2009

1

Star Trek, todo un espectáculo

Escribe: Mister Arkadin

Star Trek fue una serie televisiva que marcó a toda una generación televisiva a finales de los años sesenta. Entre cantos de amor libre y universal, rebeldías juveniles, búsquedas de lugares existentes más allá del arco iris, canciones protestas y anarquía burguesa cocinadas en manuales culturales al socaire de “caladas” liberadoras, las aventuras del Enterprise a la búsqueda de una paz universal y unión de todos los mundos existentes era también, a su manera, un encuentro con la utopía.

Los vulcanianos, los terrícolas y todas las razas posibles hacían posible la irrealidad de una hermandad más allá del tiempo y el espacio. Sus versiones cinematográficas, comenzando por la dirigida en 1979 por Robert Wise, no destacaron por ninguna virtud cinematográfica. Incluso, en muchas de ellas, carentes de acción, el sopor se hizo insoportable. Sin embargo, a día de hoy se han contabilizado (en la saga de cine) nada menos que un total de once películas. La última estrenada ahora mismo con el nombre de Star Trek 2009 (leer crítica) es, sin duda, una de las más estimulantes de la serie.

Perdidos / Lost

Es el segundo filme que ha dirigido (para el cine) J.J. Abrams (el primero fue Misión imposible III), un experto en manejar masas como demuestra por ejemplo su valorada, por muchos, serie televisiva, Perdidos.

La nueva aventura del Enterprise riza el rizo (como hizo Lucas en su saga galáctica) para contar el origen de la serie, el inicio de las aventuras de la singular nave por el espacio interestelar.


El filme es ante todo un gran espectáculo, que como “predicaba” Cecil B. De Mille comienza en un punto “muy alto” (al estilo de un terremoto, decía el realizador bíblico) como muestra de poderío. Secuencia inicial, muy larga, anterior a los letreros de crédito que pone la directa para la buena conducción del filme.

J. J. Abrams

Abrams sabe lo que quiere y a quien se dirige. No lo hace mal teniendo en cuenta, siempre, que estamos dentro de un filme nacido como (simple) espectáculo a pesar de que ciertas peroratas sobre el sentimiento, la disparidad de razas y otras menudencias parezcan conducirlo por senderos de cierta trascendencia. Algo que no es más que un mero espejismo. Lo importante aquí es la acción y la versatilidad de un guión que lo mismo se ata a la saga de Lucas, que a las aventuras de Indiana, que (y esto es lo peor) a las películas seriadas de universitarios americanos chulescos, ligones y (engreídamente) graciosillos.

Irregular, repleta de efectos, con imposibles trucos de guión y unas vueltas y revueltas de la historia bastante ininteligibles por muchos cambios de tiempo que se nos quieran hacer tragar, Star Trek 2009, es sin duda la más soportable e interesante película (por el momento) de la saga del Enterprise. Un divertimento, salvo en ciertos momentos, fácilmente digerible. Y que dará mucho dinero en taquilla. En USA ya lo está recibiendo.

crítica de `Star Trek 2009´

1 comentario:

  1. El mejor filme, sin duda, de la saga de Star Teek. Una bomba, cuasi, de relojeria fílmica. Que aprenda Ron Howard ha crear fuegos de artifcio.
    Scottie.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails