martes, 19 de mayo de 2009

2

Valencia ¿ciudad de cine?

Escribe Mister Arkadin

Valencia, tercera ciudad por habitantes de España. Primera en la organización de eventos deportivos que cuestan millones. Edificios costosísimos, crecen aquí y allá, a mayor gloria de un ególatra arquitecto y de un deprimente gobierno autonómico y municipal para quien todo, absolutamente todo lo malo que ocurre en la Comunidad, es culpa de ZP, incluso el haberse convertido en una (sino la más) de las comunidades más endeudadas de España.

La ciudad acoge dos festivales de cine… principales: la cada vez más desacreditada Mostra, que se permite contratar a su enésimo director por el “módico” sueldo, para tiempo de crisis, de 100.000 euros al año, y Cinema Jove que no presumirá de alfombra roja pero si posee competencia y audacia. A su alrededor se mueven semanas, eventos catalogados como semanas o festivales de cine. Imaginación al poder para caza de espectadores despistados.

web Cinema Joveweb Mostra de Valencia Cinema del Mediterrani













Pues bien en esta ciudad de pleitos, fullerías y corruptelas mil, convertida ella misma, por ende, en una auténtica falla, espejo felliniano de la mediterraneidad, donde existe hasta un cauce de tío sin río, las salas de cine se están quedando reducidas a la mínima expresión. Sólo parecen sacar su orgullo los cines nacidos como hongos en los centros comerciales y de ocio que rodean la ciudad. Aunque ellos con sus múltiples salas, tampoco pueden echar las campanas al vuelo. Pasarse por cualquiera de ellas, o por las situadas en la ciudad, cualquier día laborable a las cuatro de la tarde, puede producir una personal congoja. En la mayor parte de las salas se contabilizarán entre cinco y diez espectadores. Y sé que me paso bastante en el número de asistentes.

Ausencia de espectadores, pues, y también, por lo normal, de películas de interés preferentes. Me explico: por no sé que dictamen de la distribución o de la exhibición, a Valencia no llegan muchas de las películas que se estrenan semanalmente en Madrid o Barcelona. El problema no es que no lleguen al mismo tiempo sino que no llegan jamás. Si se llegan a editar, será lo más probable, en DVD se podrá tener acceso a ellas. En caso contrario…

Señaló, como ejemplo, una serie de títulos escogidos entre otros muchos, que jamás han llegado a estrenarse en las salas valencianas (o en los centros comerciales de los alrededores). Son La condición humana, Cien Clavos, La máquina roja de matar, La ecuación del amor y de la muerte, Liverpool… mientras que otros se estrenan en pases reducidos caso de Ponyo en el acantilado o incluso en pase único y en salas de centros de ocio como ha ocurrido con Ben X y JVC. Pueden jugar a añadir más títulos a esta lista. Seguro que los encuentran.


`Camelot´, editorial Encadenados diciembre 2008

Ciertos heraldos afirman que en la Comunidad Valenciana, existen unos estudios de cine que irradian luz por doquier, aunque no se tenga claro si se han levantado para promover el cine, dar lustre a la comunidad, potenciar una industria de cine valenciano en declive, o convertirse en una fuente de ganancias con destino a no se sabe donde. O quién sabe, a lo mejor, de unas perdidas destintadas a seguir invirtiendo en negativo. Todo sea por la causa y el boato de los muchos honorables que abundan en esta Comunidad.


2 comentarios:

  1. Valencia, ciudad de cine? Será por sus historias falleras con sus peleles de feria y ninots fellinianos. Se imaginan la historia que Loach o, en los grandes tiempo del cine de denuncia italiana, podría haber contando sobre el ladrillo y la corrupción política,< pongamos por caso, Francesco Rosi? Vaya historias. Con una ciudad de la luz, además, en la Comunidad llena de sombras.
    Giuliano

    ResponderEliminar
  2. Algún sabio del Partido Popular dijo que Valencia se convertiría en la California de Europa.
    Lo que no especificó era a qué parte de aquel Estado se refería. Ahora ya lo sabemos: CHINA TOWN de Polanski.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails