sábado, 27 de junio de 2009

4

Hacia el Sur, Granada (I)

LOS FESTIVALES DE CINE EN ESPAÑA: Granada

Andalucía alegre y cálida
Escribe: Mister Arkadin

Desde Huesca, en el Norte de España, nos adentramos hacia el Sur. Cambiamos una ciudad pequeña, abierta y escasamente colorista por otra, una ciudad mediana, abierta a su rica grandeza de siglos, siempre vistosa con gentes del Sur y del Norte, llenándola día y noche, bullendo en actividad constante por sus calles. Granada es una ciudad joven en su eterna mirada hacia el espejo de la grandeza de su ayer.

Nada mejor que esta ciudad para albergar el festival Cines del Sur. Una ciudad que fue cruce de varias culturas, que las acogió y las unió como ocurrió en otras ciudades de España: todo un ejemplo de unión posible entre pueblos diferentes. Si fue posible la convivencia en armonía entre las tres grandes culturas (como en Córdoba, también en Toledo, etc.) durante varios siglos, ¿porqué no puede volver a ser posible? Un mundo (todo) unido por y para el bien de la Humanidad. ¿Una utopía? Puede que sí, pero no imposible.


CINES DEL SUR. Objetivos y programación

web Cines del Sur, Festival de Granada
Granada ha acogido un festival con un referente tan clarificador como Cines del Sur. Hace tres años se inició el certamen. Hoy tres años después, en la actual edición, se muestra adulto, cumplidor de unos claros objetivos, recolector de amplias ideas. No parece que sea un certamen tan joven. Su importancia, el despliegue de actividades es tal que parece tener una experiencia de largos años.

Si, dentro de España, se puede hablar de algún festival semejante, o de cierta identificación con éste, tendríamos que recordar en las primeras ediciones de un certamen, hoy frustrado y a la deriva, como es la Mostra de Cinema Mediterráneo de Valencia. Nació, la Mostra, como el referente de los países mediterráneos, mirando sobre todo a aquellas cinematografías desconocidas que venían de países africanos o de cinematografía europeas cuyo cine desconocíamos como podrían ser Turquía, Yugoslavía…

La Mostra hace muchos años que ha perdido el Norte. Ahora en ella todo es válido. Cambia de director cada pocos años intentando no sé sabe muy bien qué, aunque en la actualidad parece apostar por alfombras rojas y glamour a tope. Su nuevo director (nombrado recientemente), repescado del certamen malagueño, sueña con un festival de timbales y campanas, de grandeza y poderío. No hace mucho dejó una frase para la historia: “Un festival sin alfombra roja y sin actores solo será un cine club ”.

No sé qué tiene ese director ―de eventos adinerados― contra los cineclubs. Pero, aparte de que en ellos se creara toda una multitud de verdaderos aficionados al cine, habrá que recordarle que en España hay muchos festivales sin alfombras rojas y con escasos o ningún actor de renombre presente, y no por eso dejan de ser excelentes certámenes. Conviene recordar, entre otros, la SEMINICI, Cinema Jove, Gijón

Cines del Sur se une a ellos, a esos festivales que tratan de ser algo más que una reunión social o un derroche de dinero con el que querer (ingenuamente) competir con los grandes certámenes que en el mundo están proponiendo debatir y proyectar buenas películas.

El festival de Granada es más amplio en idea que las sustentadas en su día por la Mostra. No solo hay aquí producciones ribereñas sino que se acogen todas las que llegan del Sur. Un Sur, quizás, demasiado amplio tal como muestra el certamen. Tanto que, al final, termina uniendo (y de forma muy válida) cinematografías emergentes con otras procedentes del SUR Geográfico o, incluso, incluyendo cualquier otra película venida desde otros lugares no-occidentales.

Cines del Sur opta, con acierto, por proclamar la unión de los pueblos a través de las películas realizadas como expresión de culturas. Para cumplimentar sus objetivos (ideas, multiculturalidad, integración) se sirve de filmes interesantes, de calidad (siempre en función de los países de donde llegan las producciones). Para rastrearlos, encontrarlos cuenta con unos programadores (excelentes conocedores del cine) tales como Alberto Elena, Mirito Torreiro, María Luisa Ortega y Esteve Riambau.


Un buen gabinete de prensa

`Agra´, de Miguel Guerrero Piñar, en el I Concurso Fotográfico Cines del sur
También el certamen puede enorgullecerse de tener un (estupendo) gabinete de prensa, que para si quisieran tener otros festivales con muchos años de funcionamiento, y que aparte de hacer llegar una información constante a la prensa especializada, promueve una web viva con enlaces (para descarga de fotos y vídeos) a su propio blog, a youtube y a facebook. Bajo la dirección de Paula Gómez de la Fuente, ejemplo de buen hacer desde la humildad y la simpatía, se mueven varias personas (entre seis y ocho, contando prensa y comunicación) cada una centrada en una determinada función. Por allí, serviciales, amables, se movían entre otras personas Pilar, Elena… o Pablo, siempre en su puesto tratando de que la web funcionara.

Prensa del festival de Granada carece de taquillas para la prensa pero no hacen falta. Diariamente a los que allí estábamos (prensa e invitados), o a los que de una manera u otra se habían interesado por el certamen, se nos hacía llegar vía email un amplio despliegue de todas las actividades o resumentes del día. No es algo inventado por el festival de Granada (San Sebastián, SEMINCI, Cinema Jove, Málaga, entre otros, también lo hacen). Pero sorprende que no sea un método, por su facilidad, que no se utilice en todos los certámenes.

Hay pocos certámenes, como éste, en los que al llegar al hotel te encuentras una agradable sorpresa: en la propia recepción del hotel te entregan la acreditación y una bolsa (de diseño moderno y alegre) conteniendo, entre otras cosas, un amplio catálogo del festival (y otro, muy práctico, de bolsillo), las estupendas publicaciones que han editado, datos de referencia interesantes y… un pen de regalo. ¿Ninguna equivocación? Por fortuna las hay. El mundo sería poco divertido si fuéramos perfectos, así aquí también las hay. De entrada en el hotel tenían nuestra entrada para un día después, y la acreditación a nuestro nombre poseía la foto… de otra persona (otras acreditaciones, con foto enviada, carecían de ella). Pero todo se arregló enseguida gracias a la profesionalidad y amabilidad del personal del hotel. El otro hecho, la dichosa foto, luego en la oficina de prensa, como habíamos hecho nosotros, se lo tomaron a risa. Allí hicimos apuesta sobre cuantas y de que forma podían haber sido cambiadas en las diferentes acreditaciones...

El día de llegada no pudimos saludar a Paula, la estupenda jefa de prensa, ya que cuando acudimos a la oficina, estaba en uno de los puntos (trece nada menos) de desarrollo del festival, organizando una mesa redonda. Pero allí, en la oficina, estaban Pilar y Elena (que son quienes aparecen con nuestro director en la fotografía de la primera entrega de cines del sur aparecida en nuestra revista Encadenados). La sorpresa, al hablar con ella, es que Pilar nos conocía y mucho. Bueno conocía la revista. Nos explico la razón. Presentó un corto al festival Documenta Madrid, certamen que fue cubierto por tres de nuestras redactoras, pues bien en Encadenados había leído el comentario que, a su corto Distancias, había realizado una de las redactoras, concretamente Milagros: “Conozco vuestra revista. Hace poco me sorprendió leer un comentario sobre uno de mis cortos, que pasaron en el certamen Documenta Madrid. Estaba claro que quien hizo el comentario, había visto el corto”.

Al salir de la sala de prensa nos encontramos con el crítico de una revista argentina. Le habíamos conocido el pasado año en el Festival de Cine de Huesca. Allí habíamos hablamos de Patino, un director que le interesaba mucho, y del libro que había escrito nuestro director, Basilio Martín Patino, un soplo de libertad, cuando Cinema Jove le dedicó un homenaje. Le gustaba el libro. Ahora le dijimos que Patino había estado en Huesca que se había presentado un folleto-libro sobre el último trabajo audiovisual Espejos en la niebla y que en él habían colaborado, entre otros, dos redactores de Encadenados: Milagros y nuestro director Adolfo. “Si lo hubiera sabido, habría intentado ir a Huesca, comentaría, pero ese festival me parece que no posee demasiados alicientes”. Por el contrario sí se los encuentra a Cines de Sur: “Son muy diferentes. En éste pueden conocer películas que no se ven en otro sitio, aparte de las variadas actividades. Funciona muy bien”. Estamos totalmente de acuerdo.

web Festival de Granada, Cines del Surweb Encadenados
Cobertura de Cines del Sur en:


4 comentarios:

  1. Un festival que echa su mirada a los paises desfavorecidos. Un punto a su favor
    Anais

    ResponderEliminar
  2. Demasiados festivales, demasidada exhibición para luego tener las salas con 10 ó 20 personas en cada pase. Alguien debería reflexionar sobre este tema.

    ResponderEliminar
  3. Para anónimo:

    Es una generalización eso de que habia 10 o 20 personas en cada pase. En la sede del festival (Isabel La Católica) había siempre bastante gente (incluso en sesiones muy mañaneras) y las sesiones al aire libre (tres espacios) estabana a rebosar.
    Puede ser que en alguna sala hubiera poca gente, pero eso ocurre en la mayor parte de los certamenes que no son de categoria superior. Incluso se pueden encontrar menos de diez personas en una sesión.
    Vicente

    ResponderEliminar
  4. He estado varias noches viendo las películas en la plaza de la Catedral de Granada. A la fresca. Puedo asegurar que estaba repleta, con gente, incluso, sentada en el suelo.
    Rosa

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails