lunes, 31 de agosto de 2009

1

¿Vive Charlton Heston?


He leido este verano la referencia sobre un espectáculo en directo que va a ser estrenado este mes de septiembre en diferentes escenarios europeos. Se trata de la leyenda ficticia del judío Judá Ben-Hur, llevada al cine hace cincuenta años por William Wyler y que ahora se propone como un grandioso espectáculo teatral que reunirá en escena a más de 400 personas y un centenar de animales. La famosa carrera de cuadrigas, que Charlton Heston inmortalizó en la gran pantalla, podrá verse por primera vez en Londres el 15 de septiembre, desde donde "Ben-Hur Live" viajará a nueve países europeos, entre ellos España. La producción llegará a finales de año al Palau Sant Jordi de Barcelona y el Palacio de los Deportes de Madrid, de la mano del productor alemán Franz Abraham.

Sin embargo Ben-Hur es Charlton Heston. Este actor norteamericano de impresionante físico representa muy bien el cine clásico de Hollywood en su época dorada. Universalmente famoso por sus interpretaciones de personajes épicos, en la pantalla fue Moisés (Los diez mandamientos). También interpretó a Rodrigo Díaz de Vivar en El Cid. Encarnó al gran artista Miguel Angel. También fue el coronel Taylor en El planeta de los simios. Y también el Mayor Dundee (Sam Peckinpah) o el policía Vargas en Sed de mal (Orson Welles). Su primer éxito importante en el cine lo obtuvo en 1952 con el papel de director de circo en El mayor espectáculo del mundo. Por su trabajo en Ben-Hur ganó en 1959 el Óscar al mejor actor principal. En bastantes ocasiones rodó en España diferentes producciones cinematográficas.

En sus posiciones políticas basculó desde sus iniciales planteamientos demócratas en su juventud, participando en la campaña de John F. Kennedy y siendo activo defensor del movimiento pro derechos civiles apoyando expresamente a Martin Luther King; y también presidente del Sindicato de Actores (1966-1972); hasta posturas abiertamente conservadoras. En el imaginario popular ha quedado su liderazgo de la Asociación Nacional del Rifle, donde defendía el derecho a la posesión de armas que concede la constitución estadounidense.

En el año 2002 Charlton Heston anunció públicamente que padecía una demencia degenerativa similar al Alzheimer. Estuvo casado hasta su muerte con su primera esposa, Lydia, con la que convivió 64 años y a la que conoció en la universidad. Falleció a los 84 años en su residencia de Beverly Hills el 5 de abril de 2008.

En cierta ocasión Heston pronunció la siguiente frase: "Si necesitan un techo pintado, una carrera de carruajes, una ciudad sitiada, un simio depilado o separar el Mar Rojo, piensan en mi".

1 comentario:

  1. Heston forma parte de una época dorada del cine de Hollywood. Pero no llegó a a categoría de los grandes, grandes... Fue una figura casi de marmol como algunos de sus personajes. También, dentro de las casi 130 películas e que interpretó (fue realizador de tres) para cine y televisión, "fue" Tomas Moro, Marco Antonio, Buffalo Bill, Long John Silver, el cardenal Richelieu...
    Probablemente una de sus mejores interpretaciones fue la de "Sed de mal". Pero también destacaría la de algunos de sus westerns como "Mayor Dundee", "El más valiente entre mil", "Horizontes de grandeza", la de algunos títulos tan míticos como "cuando ruge la marabunta". Sin olvidar claro su papel en la estupenda "El señor de la guerra", uno de los mejores títulos jamás rodado sobre la Edad Media, y en "Pasión bajo la niebla".
    Su "conversión" hacia propuestas radicales de la derecha americana, no se entiende demasiado. Quizás fue aducido por algunos de los personajes que interpretó, quizás se creyó una especie de "salvador" de no se sabe muy bien qué.
    Heston representa, claramente, una etapa de un determinado tipo de cine.
    Ese espectáculo teatral revival del actor será, sin duda, consecuente con parte del cine espectáculo que realizó acorde con el título del filme que le catapuló al estrellado: "el mayor espectáculo del mundo"

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails