miércoles, 24 de febrero de 2010

1

Crítica de Tiana y el sapo

De camarera a princesa pero antes sapo 1 2 3 4 5
Escribe Eva Cortés


Cartel de Tiana y el sapo
Nominada a varios Oscar entre ellos a mejor canción original con Almost There y Down in New Orleáns, Tiana y el sapo, la nueva película de Disney, compite con Up en la categoría de mejor película animada.

Han tenido que pasar seis años para volver a ver una película Disney en 2D. Es cierto que en aquellos años, Disney perdió calidad en sus últimas películas, principalmente por abandonar los guiones con personajes trabajados. Vacas, vaqueras zafarrancho en el rancho fue un filme muy criticado.

Al unirse a Pixar parecía que Disney había abandonado por completo los dibujos en lápiz y papel rindiéndose a los pies de las nuevas tecnologías.

Pero con este estreno que cuenta como director con Ron Clements Disney, da un golpe en la mesa imponiendo su autoridad en el mundo de la animación, recordando que en el cine también existen las modas que van y vienen.

Tiana y el sapoY así nos encontramos de nuevo con una historia al más puro estilo Disney. Una historia de princesas y príncipes, de amistad, amor y aventuras, donde los personajes secundarios son fundamentales.

Como escenario Disney eligió Nueva Orleáns y como ya ha hecho en otras, nos acerca con pequeños detalles a su cultura y gastronomía.

Tiana es una jovencita trabajadora y responsable que sueña con abrir su propio y lujoso restaurante tal y como le prometió a su padre. En la fiesta de su amiga, vestida con un traje de su amiga que es princesa, se encuentre con un sapo. Éste no es otro que el Principe de Maldonia que aburrido de su situación se ha dejado hechizar por un loco del vudú, el Dr. Facilier. Como Tiana no es princesa el hechizo no se rompe y ahora nos encontramos ante una parejita de simpáticos sapos.

Juntos deciden recorren el pantano del bosque para encontrar a Mama Odie para que deshaga el hechizo. Por el camino vivirán pequeñas aventuras y harán dos amigos. Louis, un caimán amante del jazz que sueña con poder tocar al lado de los humanos sin que se asusten y Ray, una luciérnaga extra – romántica enamorada de una estrella.

Tiana y el sapo

Viaje en el tiempo

Con estos ingredientes se forma el cóctel. Un cóctel que sin brillar como lo hicieron antaño grandes clásicos como La Sirenita, El Rey león o La Bella y la bestia, entretiene y maravilla por su riqueza visual recordándonos el arte de Disney con el 2D.

Quizás uno de los problemas por los que la historia no cuaja es por la poca credibilidad de la historia de amor entre ambos sapos. Ya hace tiempo que pasaron de moda los príncipes y princesas, pero es que además este es un mujeriego que de la noche a la mañana se enamora perdidamente. Y para eso tiene que ser sapo… ojo al dato.

Y bueno tampoco ayuda mucho el volver a ver la historia de siempre. De la chica pobre que conoce al príncipe y se convierte en princesa y vivieron felices etc. Ni que el difícil camino lleno de peligros hasta llegar a casa de Mama Odie se quede en unos ridículos cazadores. Claro que no olvidemos que el filme va dirigido al público infantil y tampoco es necesario que sufran de más.
Además, por suerte para salvar el guión los secundarios con sus toques de humor en unos casos y de malicia en otros, mejoran estos fallos aportando ritmo a la historia.

También es cierto que para los fans de Disney las canciones en este caso de Randy Newman no sean tan pegadizas como lo fueron en su momento Bajo el mar, Bella y Bestia o Acuna Matata, pero la realidad es que dos de ellas están nominadas a los Oscar, lo que significa que para la Academia las canciones dan la talla. Claro que esto no quita para que en suma resulten demasiadas y en ocasiones no bien ligadas a la situación; me hace pensar que han sido introducidas únicamente con el objetivo de alargar el metraje.

Dejando los peros a un lado, y salvando comparaciones con La sirenita, donde surgió la idea de los hechizos para cumplir sueños pagando con destrezas – en aquel caso la voz, en este la sangre del príncipe –, Tiana y el sapo cuenta con un despliegue visual impresionante y recupera el aspecto musical de los clásicos. Por ejemplo la escena romántica en el lago iluminada con la luz de las luciérnagas es preciosa.

Y como en todos los filmes de Disney en este tampoco podía faltar la moralina. Esta vez lo que se pretende inculcar a los peques de la casa es que los sueños se cumplen y que la felicidad empieza por quererse a uno mismo y por dar prioridad a las cosas importantes. Solo de esta manera los jóvenes enamorados Tiana y el príncipe Naveen logran encontrar su camino, aunque como ya he dicho para ello tenga que pasar un tiempo siendo sapos.

Tiana y el sapo

1 comentario:

  1. Es genial de principio a fin. Una de mis historias favoritas, la vi en HBO y es de las historias con mejor construcción de personajes. En la película el cocodrilo es divertidísimo, Ray es muy tierno enamorado de una lucero y Tiana es mi heroína. Además cambia el concepto de las princesas que sólo esperan la ayuda del príncipe sin hacerse vale por sí mismas, Tiana es diferente y por ello la recomiendo mucho.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails