martes, 11 de mayo de 2010

0

BAFF: Últimos días

web BAFF
12º Festival de Cine Asiático de Barcelona




Triunfos y medianías

Por Ferran Ramírez


Los días de cierre del Festival de Cine Asiático de Barcelona, si bien contenían filmes que ya estaban en boca del aficionado, se saldaron con una asistencia más que aceptable aunque no alcanzaron a colgar ningún cartel de entradas agotadas como ha venido sucediendo los últimos años.

Like you know it allCompitiendo por el Durián de Oro, se presentó Like you know it all, una ramplona comedia aparentemente intrascendente donde un director de cine ampliamente elogiado se comporta de una forma extraña y grotesca con las personas que se van encontrando a su paso. El susodicho es invitado a participar como jurado de un festival de cine y música. Lejos de ser un jurado comme il faut, el personaje se pasará los días del certamen ingiriendo alcohol e intentando que la experiencia sea lo más liviana posible.

Llena de conversaciones vacuas y construida a través de insólitas situaciones basadas en lo cotidiano, asistimos a un desfile de personajes absurdos que se enmarca dentro de lo inexplicable y lo zafio. Hay que suponer que este es precisamente el objetivo de este filme: plasmar un universo absurdo sobre el poder del arte y la supuesta fascinación que otorga la creación a cualquier artista, por idiota que éste sea, como es el caso del protagonista.

Podría ser una certera radiografía sobre la mente atontada de un artista y la falacia del arte pero, lejos de eso, Like you know it all es una película repleta de escenas sobreras, zooms inexplicables por doquier y secuencias cansinas que no llevan a ninguna conclusión. Narrada en dos capítulos, se trata de una propuesta que encarna perfectamente en la definición de cine plano.

MotherPor suerte, la siguiente película, fuera de la competición oficial, elevó los ánimos de cualquiera por tratarse de una obra de aquellas que no dejan lugar a la indiferencia. Estamos hablando de Mother, de Bong Joon-Ho, el creador de la aclamada Memories of a murder y la fantasía con monstruo The host. La secuencia pseudomusical de apertura de la obra ya muestra que no estamos ante un filme convencional. Narra la sobreprotección de una madre por su hijo, quien padece cierta discapacidad mental que, además, será acusado del asesinato de una joven.

Rodada con suma inteligencia y unas actuaciones magníficas, Mother invierte los términos de la madre coraje por excelencia y los convierte en una tragicomedia visceral llena de pinceladas hilarantes. Lo que cuenta es terrible pero logra que el espectador se involucre sobremanera en el desarrollo de una intriga soterrada impecablemente ejecutada que, además, contiene secuencias memorables. No conviene aquí desvelar parte de su entramado argumental. Baste decir que el realizador, como ya había demostrado anteriormente, sabe perfectamente lo que se hace en cada momento.

Mother bascula entre lo incómodo y lo extraño, entre la comedia exagerada y el cine de misterio. Hace equilibrismos con los géneros sin caer en ningún momento en el ridículo. Se trata de una de las películas más sugerentes del certamen que acabó en ovación por parte de los asistentes. No en vano ha conseguido los principales galardones de los Premios de Cine Asiático de Hong Kong, los llamados Óscars asiáticos. Esperemos que logre estrenarse entre nosotros.

Villon’s wifeY de una madre coraje a una esposa coraje, o abnegadamente tonta, según se mire. Villon’s wife, cuyo título ya centra la atención en este matrimonio atormentado, es una de las historias de amor más rocambolescas y extrañas que este humilde escriba ha visto en años. Situada en los años 40, explica la odisea de una mujer que está casada con un célebre escritor a quien le ronda por la cabeza la idea del suicidio, engaña a su mujer con otras féminas, roba dinero, bebe compulsivamente... mientras ella le espera pacientemente y le perdona, con la mejor de las bondades, toda fechoría.

Narrada de forma clásica, en los prolegómenos de la película, uno puede pensar que su estilo se asemeja a un filme de Ang Lee. Pronto, su definición de personajes desmiente la idea y la aleja cada vez más, a medida que avanza su metraje. Es una historia de amores cruzados en la que vemos a un antiguo amor de la joven protagonista, una acólita que bebe los vientos por el marido de ésta, un joven que nunca se ha enamorado que acaba por rendirse a los encantos de la esposa... Todos ellos personajes que se enmarcan en un cuadro sarcástico, estúpido y emotivo a partes iguales.

Innecesariamente alargada, Villon’s wife es un filme que, desde luego, deja con la duda de si se está viendo una auténtica tomadura de pelo o una obra con más de un mérito acumulado. La deformada psicología de los protagonistas es la que siembra la pregunta, puesto que nada parece tener sentido y, sin embargo, acaba por tenerlo. El filme demuestra, además, que los retratos apesadumbrados de mujeres en graves encrucijadas vitales han sido una tónica en el festival. Junto con Weaving girl o la citada Mother, Villon’s wife se dedica a perfilar con matices el carácter de una supuesta heroína.

VengeanceY el certamen llegó a su grand finale con la no menos grande Vengeance, de Johnnie To, esperadísima obra que cuenta con la presencia de un renacido Johnny Hallyday y se erige como una gran pieza de cine negro contemporáneo. También fuera de la competición oficial, To coge la clásica trama de hombre que ha de vengar el asesinato de sus nietos, el marido de su hija y el intento de asesinato de ésta y se toma la justicia por su mano, mediante la contratación de unos expertos sicarios. Lo que decide el realizador es, a partir de estos tópicos, crear un ejercicio de estilo impagable, lleno de momentos visuales de gran elegancia.

Narrada de forma directa y dinámica, Vengeance es una obra brutal que radiografía una historia de mafias chinas á la Scorsese a partir de una historia de destinos cruzados. La presencia de Hallyday y su progresiva enfermedad argumental le otorgan al filme ese tono de western crepuscular. Hallyday se muestra impertérrito durante la mayor parte de su metraje pero se ajusta a la perfección a las necesidades del filme, por lo que la elección de una vieja gloria se revela acertadísima. Todo en la obra parece estar en perfecta consonancia, partiendo de un sistemático guión bomba.

La estilización de las imágenes que produce To es la que confiere a muchas de sus secuencias un poder visual exhaustivo (la secuencia en el bosque es, simplemente, perfecta) y unos actores privilegiados hacen que la historia sea creíble, profunda e incluso divertida, en algunos de sus pasajes. Vengeance es todo un logro que reformula el cine de acción y, pese a seguir todos los esquemas una y mil veces vistos en este tipo de género, alcanza un nivel óptimo e inteligente que nadie puede rechazar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails