viernes, 14 de mayo de 2010

4

Crítica de Two lovers

Mostrar sin analizar 1 2 3 4 5Escribe Luis Tormo

Two lovers
El caso de James Gray es sorprendente porque resulta difícil encontrar a alguien que mueve bien la cámara, que construye historias interesantes pero que a su vez combina una falta de credibilidad y un conservadurismo rancio que termina por empobrecer el resultado final del producto. Presentada en el pasado Festival de Cannes, Two lovers es su cuarta película, y en este caso, cambia el género policiaco o el thriller por un relato más íntimo que nos cuenta un drama amoroso que implica a tres personas (el propio director ha citado en alguna entrevista una lejana inspiración en el relato de Dostoievski, Noches blancas).

4 comentarios:

  1. que mala crítica por Dios......decir que gira en torno a los padres....¿¿¿pero usted que pelicula ha visto???...el cine de Gray tiene una clara carga familiar...pero es una pelicula que gira en torno a dos tipos de amor, y a la busqueda constante de éste. El padre de nadie pregunta si se a acostado con su hija.....¿¿¿pero qué dice???? le pregunta si la va a joder....you gonna fuck it up?...si la va a fastidiar...en su critica hace repetidas referencias a este dialogo inventado...por favor pero que critica más mala???? y decir que la peli es mediocre....¿¿¿???? abslotutamente desacertado en su reflexión.

    ResponderEliminar
  2. releo su critica y no salgo de mi asombro!!!!
    pero a que papelera tira el retrato de su pormetida????? simplemte lo pone boca abajo....pero que pelicula ha visto!!!!!
    con el ultimo parráfo de su articulo se le ve el plumero...no ha entendido nada de la pelicula!!!! no le culpo porque a tenor de lo que escribe me parece a mí que se metió en otra sala....

    ResponderEliminar
  3. El cine de James Gray en España entusiasma. Fuera no tanto. Two lovers recibió malas críticas a raiz de su presentación en el fesival de Cannes de hace unos añitos. Este filme es una vieja película clásica en la que se homenajea, por decr algo, todo lo que se ponga a tiro. Lo dice el director "cuando uno además de cineasta es cinéfilo lo que hace es poner en los filme lo que uno ama". Un cita más o menos textual. Asegura que el filme es un recuerdo a las Noches blancas vicontianas o a Te querre siempre de Rosellini. Bueno, si él lo dice. ¿Por qué no a todo el cine italiano? En nada se parece a ningua de las dos. Eso si la identidad con el filme de R. R. estará que aquí trabaja su hija. El tono del filme es a Tu y yo. Las secuencias se emparenten aquí o alla con don Alfredo (Vértigo, La ventana indiscreta...), la ley del silencio, Desayuno con diamantes... Todo lo que se quiera mezclado, condimentado.

    Eso si, detrás, la familia como todo el cine de este gran embaucador donde lo bipolar (no confundir con esquizofrenía) del protagonista no tiene ninguna razón de ser a no ser que la bipolaridad este en función de no saber a que carta quedarse. Si La noche es nuestra se iniciaba con una gran trampa (uno de los hermanos regenta la discoteca del gran mafioso, sin que éste sepa que aquel es hijo del jefe de policia de la ciudad) en esta existen variadas. Sirvan dos: la imposible escena de la comida a tres (absurda, ridícula, imposible, impropia de una película seria) o la ida de la chica "formalita" a la casa del protagonista "porque su madre le ha dicho que estaba allí". Bueno la realidad era que la madre le vio marcharse de juerga vespertina prometiendo que luego se pasaría por la casa donde ellos cenaban (que era la casa de la china). ¿Se ha equivocado el director al escribir el guión? No pasa nada, es algo propio del cine actual donde todo,absolutamente todo, es válido...

    De verdad, sorprende que una película como esta deje embobado al personal. El comienzo es de por si, bastante absurdo: el falso suicidio en el agua. Cuando se arroja al agua todo está desierto. Después, cuando sale, aparece un montón de gente. Viva la (i)lógica narrativa. Tal "maravillosa" secuencia termina con la llegada a su casa, sin que deje rastro de agua, con la madre intentando mirar por debajo de la rendija de la puerta que hace el hijo.

    Para terminar lo siguiente: los insoportabables subrayados que tiene la película como ese casi final (con P.P. incluido) del guante que transportan las olas (recuerdo del regalo, claro...). El suicidio a lo James Mason en ha nacido una estrella da paso de esa forma a un falso final feliz. Como es lógico para dar a entender que aquello es importante.

    Podía comentar más cosas de este filme, como de las anteriores obras de este director. Por cierto no estaría mal comparar La noche es nuestra con la última película de Sidney Lumet con la que tantas cosas (familiares) comparte, pero cuya calidad y conclusiones son tan diferentes.

    Mister Arkadin

    ResponderEliminar
  4. Este director me parece un tanto reaccionario. Sus dos películas anteriores, aparte de mediocres, lo eran en grado sumo.

    Lo "mejor" de él es los "pollos" que se monta cuando rueda. Como se dice en un comentario (J. G., dixit) en two lovers trato de imitar un film de Visconti. Pero eso viene de antiguo. La otra cara del crimen, orgulloso dijo, se basa en el roco (no en el valera) también vicontiano o sea en ROCCO Y SUS HERMANOS. Después de decir tal tontería debió mirar al tendido sabiéndose el mejor del mundo mundial. Cosas...En el comentario aludido se dice que (al menos en esos dos amantes) que su cine imita al cine clásico onvirtiendo sus películas en (falso) buen cine clásico... Bastante rancio, pero mira por donde eso parece causar grandes "orgasmos" a gran parte de la crítica. Veremos que queda de él en el futuro (im)perfecto. El tiempo emitirá su juicio. Admito que pueda estar equivocado, como cualquiera porque nadie es perfectísimo. De todas maneras espero las nuevas pelis de J. G. A lo mejor en alguna de ellas descubro esa grandeza que actualmente no vislumnbro en su obra.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails